Villatuelda

En la ruta del románico del valle Esgueva

Historia

No son muchos los documentos que nos permiten una reconstrucción histórica desde los orígenes del pueblo de Villatuelda.

Gonzalo Martínez Díez, en su libro: Pueblos y Alfoces Burgaleses de la repoblación, le documenta y define etimológicamente como: “Villatiolla, 21-03-1.244; Villatiolla con significado de Teudila o Teudla, nombre de persona”. Pero sus orígenes son anteriores a esta fecha, como argumenta el autor citado al afirmar que las aldeas alfoceras, datan de la primera repoblación de las tierras reconquistadas tras la invasión islámica, que se produjo entre los años 860 al 977.

Las aldeas alfoceras, entre las que se encuentra Villatuelda, pertenecían a los distintos Alfoces o distritos en que se dividía el Condado de Castilla, cuyos límites superaban ampliamente la actual provincia de Burgos (1).

Otra autora: Mº José Zaparaín Yáñez, en su introducción a un estudio sobre la Comarca de Roa, apoyándose en los trabajos de Félix Palomero Aragón (Profesor de Arte), sitúa ciertos sectores de la parroquia de Villatuelda a mediados del siglo X (2).

La confirmación de la existencia del pueblo a mediados del siglo X, nos la ofrece Salustiano Mareta Velayo en su libro: El Monasterio de San Pedro de Cardeña. Historia de un dominio monástico Castellano (902-1338), Salamanca 1971, pág. 106 y nota 256; donde se indica que el Monasterio de Cardeña, ejerció su jurisdicción sobre las tierras de Villatuelda merced a una donación del año 959. Los documentos registran que “Belasco presbiter” donaba a Cardeña casas, tierras, molinos, y huertas en Villatuelda (3).

Apoyándonos en estos dos autores, fecharemos más adelante, la construcción de la capilla más antigua de la iglesia, sobre el año 950; ya que era común que los núcleos agrarios estables, se organizaran en torno a la iglesia dependiente del monasterio a cuya jurisdicción estaban adscritos, y que los Monjes tuvieran modestos cenobios que utilizaban cuando se desplazaban a cobrar las rentas (3), sobre todo si como en este caso, la distancia (70 Kilómetros) era considerable para la época.

Por otra parte, hacia el año 912 la repoblación había llegado hasta el Duero, siendo el Obispo de Burgos el aglutinante territorial; correspondiendo a Nuño Nuñez fortificar el Esgueva, mientras se iban formando los distintos Alforces o demarcaciones a las que pertenecían las distintas aldeas. Torresandino (Torre Donmo Sindino) se constituyó en un reducido Alfoz enclavado entre Toa, Clunia, Lerma, y Baltanás. A la “divisa” de Clunia se sumaron lugares tan distantes como Gímara, Pinillos, Terradillos y Villatuelda (3).

Esto no quiere decir que no existiera anteriormente población es este lugar, y para argumentarlo, recurrimos a las obras civiles y religiosas que nos irán narrando las vicisitudes del pueblo; con lo que además de describir la historia a través del arte, situaremos las obras y monumentos artísticos en el lugar que le corresponde en la historia. Quede claro que se hace desde los parámetros del observador y admirador del arte, y no desde el rigor científico propio de arqueólogos, historiadores y estudiosos; quizás con el ánimo de que éstos, confirmen algún día las apreciaciones del narrador.

Villatuelda está situada al Sur de Provincia de Burgos y al Noroeste de la Comarca de La Ribera; en el Valle del río Esgueva, que hace de límite natural entre las tierras ribereñas del Duero y los páramos y vallejos que se inclinan hacia el Arlanza. La amplia cabecera de tierras arcillosas del río, ha contribuido a la fertilización de todo el valle desde tiempos inmemoriales. No es de extrañar, por tanto, que éstas tierras fueran escogidas para asentarse, por los pueblos agrícolas primitivos y prerromanos. Si a la fertilidad propia del suelo, añadimos la proximidad de las ciudades celtibéricas de Rauda (Roa) y Clunia (Peñalba de Castro), es más que probable la existencia de asentamientos estables de población en ésta zona del valle del río Esgueva. Los escritos romanos, sitúan en la Comarca a los Váceos, pueblo celtibérico (4).

No se tiene conocimiento de la existencia de vestigios anteriores a los romanos en Villatuelda, pero sí, tenemos un legado importante de estos: El puente sobre el río Esgueva, y la fuente vieja. Ambas obras civiles, nos permiten asegurar la existencia de un asentamiento romano, que bien pudiera tratarse de una villa rústica, explotación agrícola muy común en las proximidades de las ciudades, y se recuerda que estamos a media jornada de Rauda; o de una “statio” (descansadero o posada) de una vía romana secundaria que pasara el río en éste punto y que uniera Roa con Tordómar. La existencia de ésta vía es cierta y parte de ella está documentada, por los restos hallados en las proximidades de Tordómar, donde se unía a la vía que comunica Clunia, que fue Convento Jurídico (Audiencia y Capital Administrativa) de la Hispania Citerior o Tarraconensis, con Asturias por Cantabria (5).

El periodo comprendido entre el fin de la época romana y la reconquista, y que aparece documentado por tres estelas funerarias que están en el cementerio y que confirman la continuidad del asentamiento a pesar de las dificultades económicas y organizativas que supuso la invasión de los pueblos del norte de Europa (Bárbaros, en terminología romana) y la posterior musulmana desde el sur, que llevó aparejada un despoblamiento casi general de la meseta, que fue repoblándose a medida que avanzaba la reconquista. Dichas estelas (s. VI-VII) por sus formas y grabados nos sitúan en la época y arte visigodos, que se caracteriza por una ornamentación geométrica sencilla, donde son frecuentes rosetas, estrellas, y círculos entrelazados. Antes de describirlas, anotar que una ha aparecido en las recientes obras de restauración de la iglesia, en una de las mesas de Altar substituidas; y que una de las dos, que se hallaban en el cementerio, aparece sin ningún adorno. Dicho esto, se definen como un bloque de piedra con un pilar rectangular y un remate superior en forma de corona, en la que aparece cincelada una cruz griega con sus extremos angulados, dentro de un círculo.

Desde el siglo XI, será el edificio de la iglesia y su contenido quien nos irá relatando la historia del pueblo. La situación histórica del momento nos sitúa en la época altomedieval, en la que las villas eran propiedad de la Nobleza o del Clero. Villatuelda, dependía jurídicamente del Alfoz de Clunia y eclesiásticamente de la Diócesis de Burgos y del arciprestazgo de Santo Domingo de Silos (6).

La iglesia, compagina elementos románicos y góticos, aunque mayoritariamente es de estilo románico de transición. Tiene planta de cruz latina de una sola nave, aunque se adivina la intención de otras dos más,  que no se terminaron, dando como resultado un doble crucero. No se dispone de documentos que permitan fechar su construcción, pero con seguridad de no faltar al rigor histórico se puede afirmar que se alzó, al igual que otras muchas del valle del Esgueva, como resultado del movimiento constructivo desarrollado durante los siglos XI al XII favorecido por el fin de la amenaza islámica ("Los Moros"), al trasladarse la frontera más allá del Duero; y por la reforma gregoriana que alienta la construcción de nuevos templos que se acomoden a las nuevas exigencias litúrgicas.

De acuerdo con estas modas, que procede a la ampliación de la iglesia a partir de otra románica anterior, de la que se conserva la capilla derecha del crucero, donde se aprecian algún elemento prerrománico, quizás visigótico, como la roseta en la conjunción de los arcos que sostienen la bóveda, la estructura de las columnas adosadas al muro Este, y la decoración de algún capitel. Esta hipótesis, que insinuábamos en un trabajo anterior, hoy la damos por cierta, como se desprende del ya aludido estudio de Mª José Zapraín, cuando afirma que: "Ciertos sectores arquitectónicos de la parroquia de Villatuelda, corresponden a mediados del siglo X (2).

La contemplación de la iglesia nos permite hacer un recorrido histórico-artístico desde el gótico, pasando por el renacimiento y el barroco, hasta el neoclásico del siglo pasado. Épocas, todas ellas próximas en el tiempo, donde aparece la villa perfectamente documentada. Como en el censo de 1591-1594, recogido por D. Gonzalo Martínez Díez en su libro: Génesis Histórico de la Provincia de Burgos y sus Divisiones Administrativas (Pág. 25).

Por otra parte, si tenemos presente que en el año 995 el caudillo musulmán Almanzor, desalojó a los cristianos de Clunia y asentó una guarnición musulmana. Podemos sospechar que estos edificios, que se usaban como defensa donde no existía torre o castillo, sufriera el ataque de los infieles. Con lo que superada aquella época, a partir del año 1009 (7), en que Clunia vuelve a ser recuperada; asistimos a una reconstrucción o ampliación, a la que pudo contribuir el crecimiento demográfico, en la que se aprovechan parte de los elementos románicos primitivos que aparecen en el ábside, columnas y arcos del crucero; y con nuevas aportaciones en claro estilo de transición, surgiendo los arcos ligeramente apuntados, las bóvedas de crucería y las columnas adosadas al muro con discretos adornos en sus basas y capiteles. Claro ejemplo de su genuino estilo románico que su pila Bautismal, que se nos presenta sencilla y austera sin ornamento alguno. La portada adosada al muro norte es de estilo gótico flamígero, con finas columnas cuyos capiteles aparecen adornados con elementos vegetales (hojas de vid). Su arco está adornado con tres arquivoltas, que rematan en forma conopial, prolongándose en un aderezo flamante.

No se tiene conocimiento de que existan estudios de rigor sobre los elementos arquitectónicos descritos. Solo sabemos de dos testimonios que vienen a corroborar nuestras hipótesis: D. José Pérez Carmona en su obra: Arquitectura y Escultura Románica de la Provincia de Burgos (Pág. 265), al hablar de los muchos elementos que quedan por estudiar, cita entre otros, el ábside de la iglesia de Villatuelda (8). Y D. Félix Palomero Aragón en su obra: Rutas del Románico Burgalés, Tomo I; afirma que: "La iglesia Parroquial de Villatuelda tiene todas las características de un edificio de transición, aunque le debemos considerar románico hay elementos góticos. Algunos capiteles románicos y la pila bautismal del mismo estilo, son todo el aporte escultórico. Hay también un deteriorado retablo de estilo gótico" (9).

Con la desaparición del Condado de Castilla en 1038, los antiguos territorios (Alfoces) se estructuran en nuevas demarcaciones administrativas, que reciben el nombre de Merindades. La Merindad Mayor de Castilla (antiguo Condado) se subdivide en diversas Merindades Menores. Villatuelda queda adscrita a la Merindad Menor de Santo Domingo de Silos (10). Esta división administrativa se mantiene hasta mediados del siglo XVI, solo menoscabada por el avance de los señoríos jurisdiccionales (11). A mediados del siglo XVI, y antes de que el territorio se dividiera en Provincias, Villatuelda aparece adscrita al Ducado de Medinaceli (12), situación esta que suponemos vigente hasta 1833 con la supresión de señoríos y abadengos, en la célebre desamortización de Mendizábal. Aún cuando pudiera haber habido cambios con la invasión napoleónica en 1808, o con la reforma constitucional de las Cortes de Cádiz en 1812, de efímera vigencia.

Sabemos también que con motivo de la división provincial de 1820-1823, al reconocerse a Roa como Partido Judicial, Villatuelda con Terradillos, y Pinillos separado de Sotillo, pertenecientes a la Comunidad de Santo Domingo de Silos, pasan a incorporarse a esta demarcación judicial (13).

En 1845, la Ley Municipal ordena la supresión de los Ayuntamientos de menos de 30 vecinos o sea 150 habitantes, con lo que Terradillos que suponemos se separó en 1833-1835, vuelve a anexionarse a Villatuelda. Segregándose nuevamente en 1927.

Para finalizar esta breve Crónica, no podemos olvidar que al otro lado del río en Vallefuentes, es muy probable que existiera algún tipo de asentamiento ya que son muchos los testimonios de hallazgos de piezas de cerámica e incluso de utensilios metálicos. Y moviéndonos en el terreno de la leyenda se habla, de un túnel que unía la ren de la escuela vieja, justo al terminar la cuesta de entrada al pueblo con  "Los Palacios", al otro lado de la carretera; lo que por derivación del topónimo nos hace presupones la existencia de algún palacete medieval. También permanece en la memoria de los viejos del lugar, la existencia de otro túnel que unía la iglesia con la desaparecida ermita de "La Mocha de la Virgen", situada justo encima del Templo de la cumbre de la ladera que domina el pueblo. Quizás algo tenga que ver en estas historias, la de ser esta zona, tierra de vinos y pudiera tratarse de alguna bodega fuera de lugar; caso nada extraño, si admitimos que "La bodeguera" está cegada a mitad de la ladera de su mismo nombre, un tanto alejada del pueblo y fuera de lugar. Pero así parecen ser son los caprichos de la Historia.

 

(1).- Gonzalo Martínez Díez. Pueblos y Alfoces Burgaleses de la Repoblación (Pág. 16).

(2).- Mª José Zaparaín Yáñez. La Comarca de Roa...; Biblioteca, Número 10, 1995. Editada por el Ayuntamiento de Aranda. (Pág. 76).

(3).- José Luis Hernando Garrido. La Ermita del Salvador de Santibañes de Esgueva...; Biblioteca, Número 11, 1996. Editada por el Ayuntamiento de Aranda.

(4).- Ambito Ediciones S.A. Historia de Castilla y León. (Pág.130).

(5).- Historia de Burgos. Edad Antigua. Editada por la Caja Municipal de Burgos.

(6).- Gonzalo Martínez Díez. Pueblos y Alfoces Burgaleses de la Repoblación. (Pág. 212).

(7).- Gonzalo Martínez Díez. Pueblos y Alfoces Burgaleses de la Repoblación. (Pág. 214).

(8).- José Pérez Carmona. Arquitectura y Escultura Románica de la Provincia de Burgos. (Pág. 265).

(9).- Félix Palomero Aragón. Rutas del Románico Burgalés, I (Pág. 70 y 71).

(10).- Gonzálo Martínez Díez. Pueblos y Alfoces Burgaleses de la Repoblación. (Pág., 214).

(11).- Gonzálo Martínez Díez. Génesis Histórica de la Provincia de Burgos. (Pág. 5 y 6).

(12).- Archivo Diputación de Burgos. Libro Catastro de Marqués de la Ensenada, Villatuelda: Sign. 2456. Respuesta General nº 2, folio 7.

(13).- Esiquio Domingo Zapatero. El Censo de Floridablanca en la Comarca de Roa.

Patrocina: Viña Tuelda

Viña Tuelda

Síguenos en:

Villatuelda.com en FacebookVillatuenda.com en TuentiVillatuelda.com en Google PlusVillatuelda.com en Twitter

RSS de Villatuelda.comVillatuelda.com en YouTubeVillatuelda.com en PanoramioVillatuelda.com en Wikiloc

Boletín Villatuelda.com

Recibe toda la información en tu correo electrónico


Publicidad

Pon tu publicidad en Villatuelda.com

Comentarios recientes